Destacado en Tastu!: Faba Asturiana IGP «Finca La Caxina» Villavaler-Pravia 1 Kg.

faba-asturiana-igp-finca-la-caxina-villavaler-pravia-1-kg

Faba Asturiana IGP «Finca La Caxina» Villavaler-Pravia 1 Kg.

La Faba Asturiana es el tesoro más preciado de Asturias. Un arte transmitido de padres a hijos. Garantía de calidad en la cocina.

Judías secas, separadas de la vaina, de la especie Phaseolus Vulgaris, L., de la variedad tradicional “Granja Asturiana”, sanas, enteras y limpias.

Indicación Geográfica Protegida «Faba Asturiana»

Presentación estuche de 1 Kg.

Las judías de grano blancas y secas separadas de su vaina (faba, plr. fabes, en asturiano), son de cultivo tradicional en Asturias, del que existen referencias documentadas ya en el s. XIX. Se trata del grano de la Phaseolus Vulgaris L. (esto es, “alubia”, en castellano), y no de la Vicia Faba L. (esto es, “haba”, en castellano). La “FABA ASTURIANA” cuenta actualmente con sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP), y son ingrediente fundamental del plato más universal de la gastronomía asturiana, «La Fabada».

Pero no todas las clases de alubias son aptas para la preparación de una fabada. Para la elaboración de este plato es preceptiva la utilización de la variedad llamada “de la granja”, “del cura” o “de manteca”, calificativos que en Asturias se aplican al mismo tipo de faba. Se trata de alubias blancas, de tamaño relativamente grande y de forma arriñonada, muy suaves de piel y mantecosas al paladar cuando están bien cocidas; al remojo previo, aumentan considerablemente su volumen. El sello de la Indicación Geográfica Protegida FABA ASTURIANA (IGP), certifica las judías de esta clase que son cosechadas y envasadas dentro de los límites geográficos del Principado de Asturias, estando su producción y comercialización controladas por el Consejo Regulador. Su función principal es avalar la autenticidad de las judías, asegurando al consumidor que cada envase que lleva una contraetiqueta numerada ha superado rigurosos controles antes de llegar a sus manos.

Las judías secas de la variedad “Granja Asturiana” proceden de plantaciones inscritas en la mencionada Indicación Geográfica Protegida (IGP). Las técnicas de cultivo son las tradicionales, tendiendo a conseguir la mejor calidad de las judías. La recolección se realiza con el máximo esmero, garantizando siempre la madurez del grano. El desgranado -separación del grano de la vaina-, se realiza cuando el grano ya está seco y maduro, pudiendo hacerse tanto de forma manual como mecánica, limpiándose sin más que mediante aire y vibración. Las judías secas adquiridas por las empresas envasadoras a los productores inscritos, son envasadas en envases de marcas debidamente autorizadas por el Consejo Regulador de la IGP, para los cuales, y tras los correspondientes controles, se expiden las correspondientes contraetiquetas.

¡Disfrútalas ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.