AGRADECIMIENTOS


Queremos brindar nuestro más sincero agradecimiento a nuestras familias y amigos, a todas las personas que nos han ayudado a llevar adelante este proyecto.

En primer lugar, queremos hacer una mención especial a nuestros padres Chema y Luz, y a todos nuestros tíos y tías, quienes con su vida de trabajo y dedicación nos han demostrado que verdaderamente 
"el mundu ye pergrande si ye grande'l corazón". Todos ellos nos han enseñado que la ética del trabajo y el compromiso personal van unidos a la libertad, al disfrute compartido de las pequeñas cosas cotidianas y al profundo amor por el país. Ellos han sabido cimentar y mantener a través del tiempo, de las geografías y de los oficios, los vinculos y la complicidad entre todos los que integramos esta gran familia Del Río, de la que no podemos más que sentirnos orgullosos: Llamigu, Sinariego, México DF, La Habana, Miami, Chambas, Tampa, Sidney, Nueva York... ellos nos han dado el mayor y mejor de los regalos, con cariño, constancia, esfuerzo y dedicación sin límites.

Queremos agradecer especialmente su trabajo junto a nuestros primos Juan Francisco, Jesús, Luis Antonio, José Ramón, Ángel, Federico, Ricardo, Ana, Aurora... en proyectos como GANADERA ASTURIANA y
RIODI ALIMENTACIÓN, sólidas bases sobre las que se asienta este mismo proyecto.

También quisiéramos agradecer el trabajo de nuestro excelente programador
Enrique González; con su paciencia e inteligencia ha logrado plasmar en código y materializar este proyecto de forma que garantice la absoluta confianza y tranquilidad de nuestros clientes.

Pocos como nuestro fotógrafo especializado
Kike Llamas han sabido captar la filosofía de nuestro proyecto a la primera y reflejarlo como él lo ha hecho en un trabajo impecable de extraordinaria dificultad. ¡Muchas gracias, Kike!.

Por último, nuestro agradecimiento para nuestros amigos Juanjo Alonso y Rebeca Arias, expertos en marketing y en diseño web, responsables del proyecto VERDINA, con los que hemos disfrutado trabajando en equipo y que han sabido condensar y dar forma a un proyecto que en modo alguno se agota en sí mismo... porque seguramente seguirá creciendo a partir de ahora.